Enseñanza de buenas prácticas y manipulación de alimentos a alumnos de una escuela Chacabuco

ACTIVIDADES DE FORMACIÓN PERMANENTE

Enseñanza de buenas prácticas y manipulación de alimentos a alumnos de una escuela Chacabuco

Versión para impresiónEnviar por correoVersión PDF

La actividad teórico-práctica se enmarca dentro de un proyecto piloto para que los chicos elaboren sus propios panificados en el taller de cocina del colegio.

Chivilcoy, (Buenos Aires), 31 de agosto de 2018 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) capacitó en forma teórica y práctica sobre buenas prácticas y manipulación de alimentos a personal directivo, docentes y 60 estudiantes de 1° año de la Escuela Secundaria N° 8 de la localidad de Chacabuco, al norte de la provincia de Buenos Aires.

En dos jornadas, Rubén Flocco, veterinario de la oficina del Senasa de Chacabuco explicó las características de los alimentos y el uso de agua potable, haciendo hincapié en la importancia de diferenciar microorganismos beneficiosos para el ser humano de los patógenos que pueden producir enfermedades. También habló sobre las formas directa y cruzada de contaminación de alimentos e higiene personal con demostraciones prácticas.

Por último Flocco expuso sobre las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (E.T.A.), utilizando en su explicación artículos periodísticos referidos a casos reales de personas enfermas por triquinosis, salmonelosis y síndrome urémico hemolítico e hizo que los alumnos observaran microorganismos a través de un microscopio.

Organizados por el Equipo de Orientación Escolar, estos encuentros se enmarcan dentro del Proyecto de “Saberes Coordinados”, con los cuales la escuela  se propone incentivar a los alumnos mediante  esta nueva propuesta educativa, logrando que los alumnos apliquen los saberes incorporados a resoluciones prácticas.  

El proyecto escolar termina con la elaboración de panificados en el taller de cocina y la elaboración de Kéfir (producto lácteo parecido al yogur líquido, fermentado a través de la acción de un conjunto de levaduras, y bacterias) con la colaboración del CONICET. Estos productos elaborados serán consumidos dentro de la propia institución, como un aporte más a la nutrición de los alumnos.