El Senasa controla que se respete la prohibición de elaborar y comercializar productos fitosanitarios con endosulfán

El Senasa controla que se respete la prohibición de elaborar y comercializar productos fitosanitarios con endosulfán

Versión para impresiónEnviar por correoVersión PDF

El insecticida y acaricida de uso agrícola se encuentra prohibido desde julio de 2013 para proteger la salud y el ambiente en línea con normas internacionales.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) suspendió preventivamente a cinco empresas que tenían inscriptos productos a base de endosulfán en su Registro Nacional de Terapéutica Vegetal por no presentar la declaración de stock de productos formulados a base del principio activo endosulfán, cuya elaboración, formulación, comercialización y uso está prohibido desde el 1º de julio de 2013.

La medida se adoptó luego del monitoreo y el seguimiento a las declaraciones de stock de los titulares de productos formulados a base del principio activo endosulfán que realizó el Organismo, a través de su Sistema Federal de Fiscalización de Agroquímicos y Biológicos (Siffab).
 
Del total de 47 empresas que tenían inscriptos productos a base de endosulfán en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal del Senasa, treinta y una declararon no poseer remanente, lo que se comprobó al efectuarse las inspecciones correspondientes. Asimismo, se llevó a cabo el seguimiento de  las ventas de las 16 empresas, que declararon poseer stock del producto y, al finalizar el plazo establecido, se constató que el remanente se destruyera en los lugares autorizados para ello.

En el caso de las cinco empresas que fueron suspendidas preventivamente deberán realizar la declaración de stock ante el Senasa para poder reinscribirse en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal. Una vez que lleven a cabo esa instancia, el Organismo realizará el seguimiento de lo declarado y luego se evaluará la reinscripción.

Esta prohibición, establecida por la Resolución Senasa 511/2011, tiene por objetivo proteger la salud humana y el ambiente y está en línea con el Convenio de Rotterdam sobre el Procedimiento de Consentimiento Fundamentado Previo aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional, en cuyo listado se incluyó este insecticida y acaricida de uso agrícola.

Actualmente, el SIFFAB lleva adelante controles en comercios dedicados a la venta de agroquímicos, para evitar que se continúe comercializando este insecticida. En los controles realizados en el último semestre se constató la venta de endosulfán en dos comercios del rubro, por lo que se procedió a inmovilizar el producto y se iniciaron las acciones legales correspondientes, proponiéndose sanciones a los responsables y canalizando la disposición final de la mercadería a través de las autoridades provinciales competentes.
 
El Sistema también realiza el seguimiento de los resultados del monitoreo de frutas y hortalizas. En el caso de detectarse residuos de endosulfán en los análisis de estos productos vegetales, se lleva a cabo una vigilancia directa al productor responsable del cultivo, para verificar la presencia del insecticida en el establecimiento y tomar las medidas correspondientes, que incluyen la destrucción de la producción y la sanción al productor, entre otras.

Todos los productos agroquímicos y biológicos que se utilizan en el país deben estar registrados ante el Senasa que tiene la responsabilidad de examinar las propiedades físicas y químicas de los mismos, su eficacia, su capacidad potencial de producir efectos tóxicos sobre la salud de los seres humanos y los efectos ambientales y el etiquetado.

Se solicita a quienes observen la comercialización de endosulfán lo informen al Siffab del Senasa en Paseo Colón 367 5º Piso Frente. C.P. 1063, Capital Federal; llamando al teléfono (011) 4121-5172 o por correo electrónico a: siffab@senasa.gov.ar